¿Clínicas ilegales en Turquía?

01.02.2018

Respondiendo a la pregunta, SÍ, las hay, y no son pocas.

Turquía es a día de hoy el mejor destino para un turismo de trasplante capilar. 100.000 personas visitan Turquía anualmente para someterse a un trasplante capilar, una industria real que vale casi 200 millones de euros al año, y una parte de la industria mundial que vale alrededor de 800 millones de euros.

En Estambul, actualmente hay alrededor de 250 clínicas o consultorios privados compitiendo por clientes que quieren realizarse un trasplante de pelo o construir una imagen más masculina mediante un trasplante de barba y/o bigote .

La calidad es alta y el precio es relativamente bajo en comparación con muchos otros países, ya que desembolsar alrededor de unos 2500 euros es un precio relativamente bajo. Realmente son unos precios de "ganga" comparado con lo que se está pagando en los EE.UU o Europa, en donde los precios pueden oscilar entre los 8.000/15.000 euros. Los precios del trasplante de pelo en Turquía son incluso más baratos que en Grecia,  principal competidor en este sector.

LAS CLÍNICAS ILEGALES PUEDEN DESTRUIR UNA BUENA REPUTACIÓN DEL NEGOCIO

La creciente popularidad para someterse a éste tipo de intervenciones en Turquía trae ciertos problemas a la industria. Conscientes de las altas ganancias, muchas clínicas ilegales, la mayoría de ellas sin licencia para el negocio de trasplante capilar desean atraer a nuevos visitantes y pacientes. Eso está causando cierto tipo de rivalidad, rivalidad, por desgracia no deseada y por la que el Gobierno Turco está haciendo un esfuerzo constante con el fin de sacar del mercado a estas clínicas ilegales.

Un número cada vez mayor de clínicas obtienen beneficios de pacientes internacionales y el desconocimiento de la idiosincrasia turca así como el no saber adónde dirigirse para informarse legalmente, está haciendo que muchos pacientes sean tratados en clínicas ilegales.

¿CÓMO FUNCIONAN LAS CLÍNICAS ILEGALES?

La mayoría de sus pacientes provienen del Golfo Pérsico atraídos por el bajo precio y la proximidad geográfica, aunque cada vez hay un mayor crecimiento de pacientes de Europa y los EE.UU. Las clínicas falsas prometen que el paciente estará 100% satisfecho con el aspecto deseado, pero la mayoría de los tratamientos terminan en frustración. Es por eso que YNH Injerto capilar Valencia antes de enviar a nadie a Estambul hace una valoración real del antes y después, rechazando en muchas ocasiones a posibles clientes, por motivos de zona "donante" pobre o cualquier motivo de salud, aquí es donde entran las clínicas ilegales, estas suelen aceptar a cualquier cliente, y luego suceden cosas no deseadas.

Los cirujanos legales turcos están construyendo una buena reputación a través de los años y ahora se enfrentan al rápido crecimiento de las clínicas ilegales que están causando un gran daño a la imagen general de Turquía en la industria del trasplante capilar, extrapolando este problema al turismo también.

DISMINUCIÓN CONSIDERABLE DE CLÍNICAS LEGALES

Con el incipiente turismo sanitario que gira en torno a los trasplantes/injertos capilares, la relación entre clínicas legales e ilegales está haciendo que cada vez haya menos clínicas "legales" puesto que el exponencial crecimiento de las clínicas ilegales está haciendo que por cada 10 clínicas, 4 sólo sean legales, motivo preocupante y por el que el Gobierno Turco está luchando constantemente.

CLÍNICAS SIN LICENCIAS PONEN VIDAS EN PELIGRO

Las clínicas legales y profesionales como la que trabaja para YNH Injerto capilar Valencia realizan trasplantes capilares seguros y de calidad y advierten que los rivales sin licencia ponen en riesgo la vida del paciente. 

La principal diferencia entre las clínicas de trasplante capilar legales frente a las ilegales en Estambul es que el procedimiento puede ser realizado sólo por un cirujano cualificado, un médico, un dermatólogo o un tricólogo experimentado. La clínica debe tener registros claros sobre el procedimiento de trasplante capilar, la unidad de emergencia y una sala de cirugía en la instalación. La clínica también debe tener todos los documentos de registro adecuado para el sistema de cuidado nacional y todo de acuerdo con las leyes turcas vigentes.

La mayor diferencia entre las clínicas de trasplante capilar legales versus ilegales en Estambul es que los cirujanos en la clínica sin licencia tienen la costumbre de dejar el trabajo a las enfermeras, a los estudiantes sin experiencia e incluso a las personas sin formación médica.

No sólo existe la posibilidad de resultados decepcionantes e infecciones post-tratamiento, sino que toda la vida del paciente está en juego porque estos procedimientos no son simples como los reclamos de la clínica en el mercado negro. Si los pacientes sufren enfermedades cardíacas, pueden enfrentarse a lesiones graves y posibles muertes.

Es por todo ello que YNH Injerto capilar Valencia - Turquía realiza un constante seguimiento de la clínica con la que trabaja, realizando visitas periódicas con el fin de vigilar que las condiciones higiénico sanitarias y los estándares de calidad sean los más altos.

YNH Injerto capilar Valencia - Turquía.